Dieta Dukan Web header image 3

Dieta Dukan – La Fase de Crucero

Ya hemos hecho referencia a la primera de las cuatro fases de la Dieta Dukan. Ahora hablaremos sobre la segunda fase, la fase de crucero. En comparación con la fase de ataque es más sencilla de seguir ya que se incorporan nuevos alimentos.

A esta fase le seguirán la de consolidación y la de estabilización, que sirven para mantener el cuerpo deseado una vez que se ha conseguido el peso justo. La fase de crucero tiene como objetivo, precisamente, llevarnos a nuestro peso ideal.


¿En qué consiste la fase de crucero?

Así como la primera fase nos permitía comer únicamente alimentos proteicos de origen animal, en esta segunda fase se agregan a la dieta muchas verduras. Lo que se debe hacer es alternar un día de consumir proteínas más verduras, con un día de sólo proteínas (igual que en la fase crucero).

No se debe caer en el error de eliminar las proteínas, sino que las verduras se combinan con las carnes. Para muchos seguidores de la dieta, la fase crucero es la oportunidad para comenzar a incorporar a su alimentación saludables vegetales que antes no probaban, pero que después de la fase de ataque están ansiosos por poder comer.

La duración de esta fase es incierta, ya que se debe mantener hasta que se logre el peso ideal. Se calcula que en la fase crucero se pierden aproximadamente diez kilos en dos meses, aunque se suelen perder más rápido los primeros kilos y cuesta más alcanzar el peso ideal cuando sólo faltan los últimos dos o tres kilos.

Alimentos permitidos y alimentos prohibidos

Todos los alimentos que ya estaban permitidos en la fase de ataque siguen consumiéndose (las carnes magras, los lácteos desnatados, los huevos, etc.) Pero además, como hemos dicho, se incorporan una gran cantidad de hortalizas y verduras de hoja en la fase de crucero. Se las puede comer tanto crudas como cocidas, sin restricción de cantidad, mezcla u horario. Una de las ventajas de la Dieta Dukan es que no se pasa hambre.

Dentro de las verduras autorizadas se cuentan el tomate, pepinos, lechugas, apio, hinojo, brócoli, endivias, rábanos, espinacas, espárragos, puerros, judías verdes, pimientos, calabacines, berenjenas, acelga, coles, setas, y también zanahoria y remolacha con moderación.

Pero todavía no se permiten los vegetales considerados feculentos, como el arroz, el maíz, las papas, las legumbres (lentejas, alubias, judías, habas, guisantes). Tampoco se permiten las frutas, las alcachofas o los salsifíes.

Otras recomendaciones

El Dr. Dukan insiste con la importancia del consumo diario de salvado de avena (dos cucharadas soperas). Además, en esta fase es importante andar 30 minutos al día, a menos que entremos en un estancamiento, con lo que se deberá subir a 60 minutos por día durante cuatro días.

A la hora de preparar las verduras, hay que evitar los aderezos que contengan más de una cucharada de aceite: se puede utilizar vinagre balsámico, sal, pimienta negra, ajo, albahaca o un poco de mostaza para darles más sabor.

La fase de crucero es la verdadera fuerza de la Dieta Dukan, la que nos permite alcanzar el peso ideal. Las próximas dos fases se encargarán de mantenerlo.

Próxima Página: Dieta Dukan – La Fase de Consolidación